Críticas

07 PM | 16 Dic

Nacionalisme espanyol i catalanitat (1789-1859). Cap a una revisió de la Renaixença

Verdades como puños sobre los orígenes del catalanismo

Cualquier editor sabe que el llamado «problema catalán», en este momento, vende bien. Es de rabiosa actualidad y el mercado no se satura por mucho que se publique. Pero lo que no está tan claro es que venda bien un buen libro de historia sobre el asunto –de historia propiamente, no de actualidad ni de pasado inmediato–, a juzgar por la amputación que se ha infligido en la portada al título de la obra que quiero comentar en estas páginas. Del Nacionalisme espanyol i catalanitat (1789-1859). Cap a una revisió de la Renaixença que figura en el interior se pasa en portada a un título idéntico, pero eliminando las fechas. A ver si alguno se cree que es actual y pica.

Esta es, en fin, una mera anécdota comercial. Lo importante, y por donde debe comenzar esta reseña, es que el libro en cuestión es de gran solidez y de lectura obligada para cualquier interesado en el tema. En primer lugar, porque el autor es una autoridad indiscutible sobre el asunto. Y, en segundo, porque no tiene el menor empacho en decir lo que piensa, aunque con ello se oponga a muchos estereotipos vigentes; estereotipos, al menos, nacionalistas, porque hay otros cuya permanencia luego discutiré.

Leer más…

Compártelo:
08 PM | 07 Dic

TRAFICO DE INFLUENCIA

 La película de Elem Klimov, el autor de Masacre, sobrecogedor viaje al horror nazi, nos muestra en “Agonía” el personaje de Rasputín sobre el telón de fondo de los últimos años del zarismo, interpretado por Aleksei Petrenko, el general en “El Barbero de Siberia”. El monje loco, que creció de manera salvaje cerca del rio Tura en Siberia, pasó de ladrón de ganado a confidente de la zarina después de pasar por la secta de los Khlysty,a la fe por el dolor y si es a base de orgias mejor. Rasputín llega a la corte, por mediación de un Santón, para salvar la vida del heredero del Zar que es enfermo de hemofilia, si no es salvado el hijo, la especulación sobre el heredero se ponía en marcha, el éxito del “flagelante” por mediación de la hipnosis es palmario para todos y a partir de ese momento la corrupción se instala en la corte de los Romanov. Klimov nos muestra a un personaje tosco, grosero, con una mirada penetrante, en una clara desmitificación del personaje creado a partir de la biografía interesada de su hija María. El Zar es presentado por Klimov como una persona tímida y de carácter poco propicio que esta al albur de las manipulaciones de su mujer. La película que podemos definir de carácter histórico nos muestra a un Zar recuperado del pánico de 1.905 que pretendió perfilarse como autócrata de todas las Rusias. La destrucción de estereotipos es siempre un proceso dramático. Hubo gente que se opuso a la película y otra que la defendió. Inicialmente, vencieron los primeros. Luego la situación ha cambiado”, añadía Klimov en una reciente entrevista.

La historia de la caída de los Romanov está superpuesta con imágenes reales de la pobreza del campesinado, de la desigual distribución de la tierra, con escenas vibrantes de una marcha de campesinos, obreros y en general gentes del pueblo, descontentos por sus condiciones de vida. Exigiendo mejoras y el establecimiento de un programa de reformas políticas que al menos suavizara el régimen autocrático.se les ve llegar al Palacio, la familia imperial ausente, permaneciendo en el mando el príncipe Sviatpolsk Mirski, que recibe instrucciones por teléfono con un regimiento de infantería de la guardia y un escuadrón de cosacos de la guardia. Ordena abrir fuego y cargar contra la muchedumbre. Con el triste final de más de un centenar de muertos.
Sorprendentes escenas de los lesionados en la guerra que son repuestos como muñecos con nuevas piernas ortopédicas. Una buena lección de historia con elementos surrealistas, y un misticismo que hace estragos al lado del poder.
De todas formas, qué sería Gran Bretaña sin sus fantasmas, Italia sin sus adoradores del diablo, Alemania sin sus duendes, Estados Unidos sin sus conspiraciones OVNI sus predicadores, España sin sus apariciones marianas, sin sus masones…
félix alonso 
Compártelo:
07 PM | 30 Nov

SIBERIADA

“Es una película”, dice su director, “sobre los cambios de pensamientos y mentalidad de una nación a lo largo de un siglo. Estos cambios siempre van seguidos de sufrimientos, porque comprenden la destrucción de algo que existe. Es el problema de lo antiguo y lo nuevo. He querido captar el reflejo de estos cambios en la vida cotidiana de un pueblo perdido en la taiga siberiana, muy aislado, muy lejos de la civilización, que vive una vida natural, primitiva, muy fuerte y sana, porque sus habitantes tienen una relación directa con la naturaleza. Cada diez años se producen cambios bajo la presión de las fuerzas económicas y políticas que cada vez desarraigan más a sus habitantes y les alejan de sus tierras”.

Argumento

Inicios del siglo XX. En la aldea siberiana de Elan viven dos familias: los humildes Ustyuzhanin y los Solomin, que viven holgadamente. Afanasi, el patriarca de los Ustyuzhanin, era antiguamente el mejor cazador de la taiga. Ahora trabaja cortando leña. Su hijo Kolya se decide a robar comida de un almacén perteneciente a los Solomin. Natya Solomina, de su misma edad, lo descubre in fraganti durante el hurto, pero accede a darle pelmeni, a cambio de que Kolya corra desnudo por la nieve, momento en que la joven arroja la ropa de Kolya a un perro encadenado. Más tarde, Kolya acompaña a casa a Rodion, un terrorista fugitivo que le habla sobre la idea de la Ciudad del Sol, y que causa una fuerte impresión al joven. Los miembros de esta generación conocen al “abuelo eterno”, un misterioso habitante del bosque que, invariablemente conocerán también los miembros de las siguientes generaciones a lo largo de sesenta años.

Años 20. Nikolai y Nastya se han enamorado, pero Nikolai conoce el estallido de la Revolución de Octubre, que es recibida con júbilo por los Ustyuzhanin. Pero los dos jóvenes discuten. Nastya se siente ofendida, y toma la decisión de casarse con un familiar lejano, Filipp Solomin. Éste es consciente de que Nastya actúa así por despecho y de que no le ama. Nikolai le pide disculpas a Nastya, pero ésta no le perdona, y los Solomin le pegan una paliza, y lo arrojan dentro de una barca que dejan libre en la corriente del río. Ese mismo día, Afanasi, el padre de Nikolai, que ha sido capturado por el Ejército Blanco, muere de un ataque al corazón. Mientras tanto, Nastya reflexiona sobre lo ocurrido y se marcha de casa, alcanzando la barca en la que han arrojado a Nikolai y huyendo con él de la aldea. Ambos partirán con la idea de unirse al movimiento revolucionario que se extiende por el imperio ruso.

Leer más…

Compártelo:
09 AM | 30 Nov

Presentación “EL APRENDIZ DE BRUJO”

“KRABAT. El Aprendiz de Brujo”, es el décimo largometraje de Karel Zeman, de 1977, y quizá la mejor muestra de su retorno de los 70 a una animación más clásica, de lápiz y pincel. Escribe el guión siguiendo la obra, “Krabat y el molino del diablo”, publicada en 1971 por el checo-germano, Otfried Preussler, que nació en la actual Bohemia checa (Liberec), en 1923, y falleció en Alemania en 2013, hace ahora seis años.

Leer más…

Compártelo: