02 PM | 30 Dic

RAZONES PARA ASISTIR AL CURSO MARX CONTRA LOS MARXISMOS

12 RAZONES Y UNA MÁS PARA ASISTIR AL CURSO “MARX CONTRA LOS MARXISMOS”, DEL COLECTIVO ROUSSEAU, EN LA CASA DE CULTURA DE SAN LORENZO DEL ESCORIAL

1/ Porque sin este curso, seguiremos ciegos sobre el funcionamiento de la economía capitalista y sobre las categorías y los conceptos fundamentales de la misma.

2/Porque sin este curso, seguiremos pensando de forma idealista, haciéndonos creer que el Espíritu se autocrea a sí mismo, o que hay una esencia humana dada e inmutable. Por tanto no sabremos en qué consiste ser materialista en sentido marxiano, y en qué no.

3/ Porque sin este curso, no sabremos que es la práctica teórica, que es imprescindible para la práctica política y viceversa.

4/Porque sin este curso, seguiremos considerando que el capitalismo no es un modo de producción, como otros distintos en la historia, que tiene su final, sino que es eterno y natural con el hombre y su historia. Aquello de que “el final de la historia será antes incluso que el final del capitalismo”.

Leer más…

Compártelo:
08 PM | 28 Dic

DE LA VESPA VELUTINA AL SELFFIE

No sé si son conscientes del daño que hacen al PSOE de San Lorenzo de El Escorial las improvisaciones en los plenos municipales por parte de la actual portavoz. Me lo han reprochado al salir del encuentro poético en torno a Walt Whitman, y me lo han vuelto a decir después de la proyección de la película “Siberiada” y es que no podemos evitar que tengamos en el pueblo la etiqueta de socialista. Y está bien que se interesen.

Imagínense la situación: primer pleno municipal, y la pregunta a la oposición de la portavoz del partido con 140 años de historia es del siguiente tenor: ¿Me pueden decir ustedes que van a hacer con la vespa velutina? Ante el desconcierto generalizado, llega la matización: “Es que yo uso el latín para referirme a los insectos”. Si se quería preguntar sobre las medidas a adoptar ante la llegada de una posible plaga de la avispa asiática, se podría haber hecho de muchas maneras (con informes detallados de los organismos implicados, reseñar el mapa de riesgo que elaboró el Ministerio para la Transición Ecológica, etc.), pero así de sopetón, sólo suscitó la hilaridad.

Leer más…

Compártelo:
01 PM | 27 Dic

Hawks rueda sobre la primera guerra mundial pensando en la segunda

El sargento York. (Sergeant York, 1941).
Hawks rueda sobre la Primera Guerra Mundial pensando en la Segunda.
La película de hoy es una de las más polémicas en la carrera del director y seguramente la más maltratada por la crítica. ¿Es una mala película? No. Es de ver qué deprisa se pasan las dos horas largas que dura. ¿Cuál es entonces el problema? Que es una película terriblemente ideológica. Planteada con muchísima inteligencia. Pero ideológica.
Toda la filmografía de Hawks lo es. No hay que llamarse a engaño. Él, personalmente, fue un hombre conservador e individualista, a veces seco y autoritario, que creía en una solidaridad intensa pero de corto alcance. Se es solidario con los inmediatos, los de mi grupo. Y a su vez el grupo es requisito para la supervivencia individual. Pero la cosa no va más allá. Es precisamente aquí, en Sargento York, cuando recurre a instancias superiores para la solidaridad. A la gran nación americana. Y le sale una película casi panfletaria. Aunque cinematográficamente muy atractiva. Hay que insistir en ello.

Leer más…

Compártelo:
10 AM | 27 Dic

ANATOMÍA DE UN GOLPE DE ESTADO

Anatomía de un golpe de Estado
Alessandro Peregalli

Fue un golpe de Estado. Es verdad que Morales forzó la Constitución al presentarse por cuarta vez. Es verdad que en el país había un malestar difuso que se expresó en el referéndum sobre la pertinencia de esa cuarta participación. Pero fue un golpe de estado, protagonizado por las derechas racistas más rancias, la policía y el ejército.
Bolivia se sumió en una crisis devastadora el 20 de octubre, fecha de las elecciones presidenciales y legislativas. El período de mayor estabilidad política en toda su historia como estado independiente ha llegado así a su fin; las movilizaciones y protestas en todo el país muestran un escenario aún abierto y que condujo, el 10 de noviembre, a la dimisión y exilio del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera, ambos en México. Inmediatamente se establecieron dos narrativas opuestas para leer los hechos, tanto en Bolivia como a nivel internacional: Por un lado, la izquierda, vinculada al “primer presidente indio” Morales, o rastreable hasta sus aliados internacionales (de izquierda o no, desde México hasta el in pectore presidente argentino Alberto Fernández, desde China hasta Rusia), afirmaba que se trataba de un clásico golpe de Estado, que acabó con un presidente legítimo y legalmente reelegido, golpe que fue orquestado por el Departamento de Estado norteamericano, la CIA y la oligarquía boliviana. Por otro lado, la derecha, tanto nacional como internacional (de Trump a Bolsonaro, y con la complicidad de los “demócratas sinceros” de la Unión Europea y del Partido Demócrata Americano, con la excepción de Bernie Sanders), ha argumentado que fue la legítima destitución de un “dictador” que distorsionó las últimas elecciones para ser reelegido.

Leer más…

Compártelo: