Artículos de Opinión

08 PM | 08 Oct

Las películas que nos dan la vida

Las películas que nos dan la vida

Alfonso Peláez

 

Ayer, jueves 7 de octubre de 2021, la alegre muchachada del Colectivo Rousseau, más unas cuantas decenas de queridos allegados, volvimos al cine en una sala extradoméstica. El hecho nada tendría de acontecimiento, si no fuera por la cantidad de meses (¿19?) que llevábamos privados de tal disfrute. Por eso, y por la cara de domingo que gastaba el paisanaje. Una alegría, sí señor. O, sí señora. O, sí señore. Cada cual que elija. Digo una alegría y más bien debería decir una cura. El ciclo que inauguramos en lugar de “Las películas de mi vida” debería llamarse “Las películas que nos dan la vida”.

Leer más…

Compártelo:
02 PM | 08 Oct

LA SESIÓN DE JEAN VIGO AYER

Las dos películas me han llenado de imágenes entre nubes, humos y plumas objetos surrealistas y rostros singulares , por un lado cero en conducta, seria la nota para los profesores: ladrones, irresponsables sin límites ciegos ante los intereses de los niños, libidinosos, sucios, sebosos, circenses, caricaturas de una sociedad donde finalmente vencen los niños, en esa burda y magnifica procesión angelical donde ya no es inocencia pero si sensación de coraje y libertad, de revelión. Son teatrales artificiosas cuasi surrealistas, entre sueño y vigilia, los gatos al acecho, la noche, la estrechez de la barcaza, y el agua que se vuelve pócima, despertándonos del sueño, la música …que se anhela como bálsamo, la imposibilidad de ver el mundo, creando mundos de fantasía en la rutina del día a día para poder sobrevivir.

SONIA GUISADO

Compártelo:
09 PM | 23 Sep

L`ATALANTE (1934). El inicio del realismo poético. jueves día 7-18 horas

Esta obra de Jean Vigo puede ser considerada como el inicio del Realismo Poético francés, ya que su obra representa una nítida quiebra de estética en relación con el cine de vanguardia que imperaba en la Francia hasta entonces. El realismo poético fue el lazo que unió de 1930-1945 a René ClairJean VigoJean Renoir, Marcel Carné, Jacques Becker, Jean Grémillon, Jacques Feyder y Julien Duvivier. Los cineastas del realismo poético crearán historias urbanas, protagonizadas por personajes de clase obrera y artistas a través de una mirada realista que, sin embargo, busca el lirismo. Es una manera intimista de contemplar la realidad y reproducirla sin artificios. Se busca la belleza en los elementos más simples de una realidad, que siempre aparece con toda su crudeza. Cualquier objeto perteneciente a la realidad de esos personajes, como tal, posee una importancia más allá de su condición material y así es representado. El realismo poético enfrenta los sentimientos humanos y, a menudo, la buena voluntad de los hombres con las crueldades de su destino. Desde el punto de vista visual, el realismo poético se caracteriza por una fuerte iluminación con grandes contrastes lumínicos. Sin embargo, Jean Vigo logró diferenciarse de sus colegas realizando películas muy personales, dotadas de un sello propio que le permitió hacerse un hueco entre los mejores con muy pocas obras. Estaba dotado tanto de una gran sensibilidad artística como de una importante conciencia política, ya que era hijo del anarquista español Eugenio Bonaventura. En su corta vida elaboró dos documentales: “El nadador (1931)” y “A propósito de Niza (1930)“, extraordinario montaje de imágenes rodadas con una cámara de segunda mano no visible para los transeúntes donde nos muestra la gran diferencia entre ricos y pobres, entre burguesía y los suburbios de la ciudad.

Leer más…

Compártelo:
03 PM | 20 Jun

El fútbol como síntoma

Alfonso Peláez

Si el fútbol puede representar un elemento simbólico para entender, en parte, la sociedad que lo produce, esta selección de la Eurocopa 2020 es un espejo perfecto de lo que le ocurre a nuestros jóvenes, actualmente.

Dos partidos, dos puntos, un gol tras dos empates, hasta ahora es el decepcionante botín de una selección encuadrada en un grupo clasificatorio de categoría futbolística inferior (dicho sea con todo el respeto para el resto de rivales)

Aprovecho esta plataforma, tan ajena al fútbol, para confesar que el seguimiento a la selección es el único nacionalismo que suelo permitirme. Y por eso me está doliendo tanto el paupérrimo rendimiento de nuestros muchachos.

Su juego carece de la conexión imprescindible en un deporte en el que el equipo lo es todo. En el fútbol, como en la vida, por encima de individualidades extraordinarias, en los grandes partidos, siempre brilla el entendimiento cabal de todos y cada uno con el resto, en orden a lograr la coordinación de movimientos eficaces para alcanzar el gol, razón última y definitiva del esfuerzo.

Leer más…

Compártelo: