+

Sección : Blog de Félix

CANNES 2017

Llegado por la mañana al hotel Francisco Blu de Cannes, me atendieron de inmediato los trabajadores a los que ya conocía de otros años. La chica rubia que me tomó el pulso de mis películas favoritas, observó la portada de un libro que llevaba junto con Le Monde y me preguntó por Duino, le expliqué que era una ciudad de la costa Adriática con escarpadas rocas donde se asienta un castillo y desde donde Rilke empezó a escribir sus famosas elegías. Cuando se marchaba, antes de cerrar la puerta y dejarme solo, le pregunté: ¿Quién, si yo gritara, me oiría desde las jerarquías de los ángeles? Se giró levemente y vi desaparecer su figura blanca… Nos hemos visto durante los días que ha durado el certamen, y algo la debió de inquietar, Félix ¿cómo van tus ángeles? se convirtió en el saludo cotidiano.

Estoy deseando aterrizar en Madrid para ir a Círculo de Bellas Artes para ver la peli de Rita Acebedo, Correspondencias,  una obra inspirada en la correspondencia entre dos escritores portugueses, el exiliado Jorge de Sena y su amiga y gran escritora Sophia de Mello Breyner Andresen. Jorge de Sena tuvo que dejar Portugal por razones políticas y nunca volvió, exiliándose primero en Brasil y después en Estados Unidos.

Su intercambio epistolar, según he podido ya leer en las críticas, es un ejemplo de libertad absoluta en tiempos de la dictadura de Salazar y muestra también la profundidad de una amistad que sobrepasa la literatura y las distancias geográficas. Su cine, me dicen en Cannes, se abre y se expande en múltiples direcciones: no se trata sólo de recuperar esas cartas sino de hablar también de las sutiles e infinitas correspondencias y conexiones entre imágenes, palabras, músicas, fotografías, cine familiar, recuerdos y comentarios sobre la vida de estos personajes, a los que necesariamente tendremos que dedicar  algunos días, al igual que hicimos con Miguel Torga, siempre en mi recuerdo. Este viernes otro portugués de altura Miguel Gomes del que ya tuvimos ocasión de ver en Tabú.

 

PRIMARIAS

 

Me siento en cierta forma un privilegiado, ya que en las tertulias de café soy el único que con su voto puede modificar el rumbo del PSOE. He explicado a mis amigos, que más allá de los “postdebates” que utilizan los tertulianos, había tres cuestiones que  éstos  no habían tratado después de las intervenciones de Patxi López, y que a mí me han resultado muy molestas. La primera de ellas es la de haberse callado cuando Susana le reprochó que le habían dejado sus colaboradores “te lo tienes que mirar Pedro”. Patxi, es que ¿no tuviste nada que decir al compañero que te había hecho presidente del Parlamento? La segunda cuestión que me preocupó fue la justificación de su abstención alegando la falta de libertad que se asume cuando uno se afilia al partido. No ha entendido ni lo que es la militancia ni lo que es la libertad. Y la tercera, que ha respondido, como siempre brillantemente Borrell, (artículo en sistema digital) es la pregunta que le lanzó a Pedro ¿sabes lo que es una nación? A mi juicio era  una crítica velada al documento de 245 propuestas, en el que se hace la definición de España como una “nación de naciones”. La pregunta es especialmente dolorosa si parte de un miembro del PSE, que en su acuerdo de investidura con el PNV, en el documento “Pilares para construir una Euskadi con más y mejor…..” en el apartado sobre el debate de la ponencia institucional se dice explícitamente “reconocimiento de Euskadi como nación”. Este documento que fue aprobado por la Gestora no ha provocado en los llamados “barones territoriales” ningún escándalo. Ahora mismo estoy leyendo el libro del importante compañero González Casanova, “Cataluña, federación o Independencia” y me estoy dando cuenta de los impedimentos permanentes que se han puesto por parte de ese nacionalismo español (también lo hay en PSOE) para resolver el llamado “tema catalán”. Casanova, que también tiene un libro titulado “memorias de un socialista indignado”, analiza los cuarenta años de federalismo socialista catalán, y los fallidos intentos de construir, no un estado propio catalán, sino un Estado español apropiado y apropiable para Cataluña.

Yo votaré a Pedro Sánchez, no por ser sanchista, eso me parece un reduccionismo, sino por haber leído y participado en las 245 propuestas que contiene el documento “POR UNA NUEVA SOCIALDEMOCRACIA”. Si algún tertuliano lo quiere tener, estoy a su disposición.

PANORAMA DESDE LAS TARDES PARA EL DIÁLOGO

  Marcos Ordoñez  nos puso en la agenda del director de teatro Ivo Van Hove, y a falta de haber podido ir al Young Vic, hemos visto en los Yelmo el fantástico montaje de “A view from the bridge” (Panorama desde el Puente) la famosa obra de Arthur Miller, que trata sobre la inmigración y los estibadores, dos temas de mucha actualidad. El final del montaje es espectacular y la interpretación de Mark Strong de lo mejor que hemos visto. Ya veis, el cine también nos puede servir para ver teatro, aunque el recuerdo de la interpretación de José Bódalo en vivo no lo pueda superar. Tomo nota de Ivo Van Hove, y en cuanto anuncien algo suyo me precipitaré para conseguir entradas.

Las últimas tardes para el diálogo dieron mucho juego, y cuando se habló de la importancia de las listas abiertas para superar la lejanía entre representantes y representados, y yo manifesté mis reticencias y más bien me inclinaba por las listas cerradas, me tuve que emplear a fondo incluso el día siguiente con Tita y Cristina para convencer o explicar mis planteamientos.

Las ventajas en una primera vista parecen evidentes. Salvar y tachar nombres en un listado de políticos resulta aparentemente el culmen de lo que se ha dado en llamar el “empoderamiento ciudadano”. Tú me gustas, tú no me gustas. El vínculo entre elector y elegido se estrecha al máximo, y el débito del político reside tan solo en el conjunto de sus votantes, y no en la dirección de su partido. Ahora bien, como muy bien me comentaba Simancas y lo escribió en su blog (ahora su posicionamiento en las primarias me distancia) es preciso analizar otros factores.

“El primero se refiere a la propia naturaleza de la tarea política. La política es la disciplina según la cual se administra el espacio común que compartimos, conforme a la voluntad y los valores de la mayoría. Y la voluntad política se articula mediante proyectos colectivos, con una identificación ideológica y programática. Más allá de los paraguas colectivos que puedan establecerse, las listas abiertas convierten el debate político en un debate entre individualidades, y entre la individualidad y el personalismo hay una distancia muy corta. Podemos pasar de la política de las ideas y los proyectos a la política de los personalismos. Apunto  más dificultades.Con el sistema actual, las campañas electorales son campañas de partidos fundamentalmente. Se contrastan los programas de los partidos a través del discurso de sus candidatos. Con un sistema de listas abiertas, aunque persistan los partidos, las campañas se convertirían inmediatamente en campañas de personas contra personas, de diferentes partidos o del mismo partido. El adversario de un candidato en una lista cerrada es el partido de enfrente. El adversario de un candidato en una lista abierta es todo el mundo, los candidatos del partido de enfrente y los candidatos del propio partido. Con listas cerradas, el programa del partido es común y compartido. Con listas abiertas, inevitablemente habrá tantos programas con tantos matices como candidatos, y cada candidato procurará fijar la atención sobre los elementos diferenciadores de su opción frente a todas las demás, incluidas la de sus propios compañeros de partido. Con listas cerradas, los recursos para la ejecución de la campaña son comunes en el partido. Con listas abiertas, cada candidato buscará recursos propios para obtener ventaja. A no ser que el candidato disponga de recursos propios, los apoyos externos a cada candidato personal llegarán fundamentalmente desde instancias sociales, empresariales y mediáticas.”

Es cierto que el débito de las listas cerradas están en la dirección del partido, pero a mí no me gustaría cambiar el partido por los emporios económicos. Lo que realmente me gustaría es que los partidos eligieran a sus candidatos por los mecanismos del mérito y la capacidad en lugar del clientelismo. Prefiero tener que reprochar a un partido su mala elección de las listas, que no poder hacerlo por pasar a ser el “diputado del grupo Prisa”, por poner un ejemplo. Como veis todo es muy complejo, y aunque queda muy bien eso de las listas abiertas, bajo mi óptica las listas abiertas pueden ser el instrumento preferido de las mayorías para barrer a las minorías en los órganos representativos. Desde las tardes para el diálogo vemos un gran panorama, no os perdáis la próxima sobre: “LOS POPULISMOS”

¿POR RADIO LAS TARDES PARA EL DIÁLOGO?

Escribo éste blog el mismo día que murió Joyce en Zurich, después de releer el cuento “los muertos (soy un mitómano empedernido), a una jornada de celebrarse San Félix y metido de lleno en las vicisitudes del “proyecto Nietzsche”. Hablaremos de las vicisitudes y del proyecto más ampliamente en otra ocasión.

Ahora lo que hacemos es poner en valor las TARDES PARA EL DIÁLOGO, que podrían ser retransmitidas por radio. Estoy particularmente contento pues en el libro recientemente publicado por Manuel Arias Maldonado y que tiene el sugerente título de: “Democracia sentimental. Política y emociones en el siglo XX”, las preguntas son muy similares a las que nos hicimos: ¿Es el sujeto soberano, postulado por el liberalismo clásico, el sujeto político auténtico o es poco realista y falsa esa concepción del ciudadano que prescinde de lo sentimental? ¿Está la democracia parlamentaria, de tradición ilustrada, bien asentada para afrontar el reto que la cuestiona? Esas y otras del mismo calado son de las cosas que hablamos en la Biblioteca Manuel Andújar los segundos miércoles de cada mes.

Otra cuestión que sobrevoló la mesa fue un debate de mucha actualidad y que la analiza Manuel Delgado en su libro Ciudadanismo. Plantea a modo de pregunta éste filósofo (nos hacen falta los filósofos) si el ciudadanismo es hoy el resultado de un proceso de regeneración de la socialdemocracia y de la izquierda liberal, al que han ido a ampararse los restos del naufragio de la izquierda y del izquierdismo. Mucho me temo, y aunque Pedro Puig no esté de acuerdo, que tendremos que volver sobre estas cuestiones, sobre si estamos ante un nuevo modelo pseudoideológico mediante el cual el sistema capitalista aspira a sugerir que puede ser más humano y, en nombre de tal posibilidad, encauzar las fracciones conflictivas de la sociedad en movimientos sociales ajenos a enfoque tradicional de la lucha de clases. No queremos extendernos pero de  la experiencia de los presupuestos participativos de nuestro pueblo podríamos extraer algunas conclusiones.

Seguro que ya Alfonso a éstas horas está estudiando las preguntas para el próximo “TARDES PARA EL DIÁLOGO”. Las cuestiones a debatir las “colgamos” en Descargas con el tiempo suficiente para completar la documentación que cada uno tengamos.

Cuestión de fe

     En la sesión de hoy Hector(que ha venido de muy lejos) me ha preguntado : ¿de dónde he sacado la peli de Marcker? Me ha confesado que llevaba buscándola 10 años y no la encontraba. Solo por ese detalle a merecido la pena poner “UN DÍA EN LA VIDA DE  ANDREI ARSENEVICH”…  Aquí os dejo la crítica que hizo en su día de SACRIFICIO:
.o……..o……o……..o
o……..o……..o…..o
.o……o…….o…o
..o….o……o…o
…..o.o…o…o
…….o..o..o
……..o..o
………o.o
……….oo
………oo
………oo
……..oo
……..oo
…….ooSi tienes fe, es muy posible que consigas ver el árbol.
spoiler:

1) Triple interpretación

– En clave religiosa: Dios atiende la plegaria de Alexander; su sacrificio evita el fin del mundo.
– En clave esotérica: El encuentro con la bruja María da cumplimiento al exorcismo.
– En clave escéptica: Todo ha sido fruto de la imaginación enferma de Alexander.

Las tres son una misma y coexisten en la cinta.

2) Técnica y poesía

– La luz como trasunto del estado anímico de los personajes.
– La cámara en continuo y pausado movimiento.
– La coreografía y el ritmo en cada escena.
– Los planos-secuencia interminables y llenos de expresividad.

3) Arte y escalofrío

– La leyenda del árbol seco.
– El ataque de ansiedad y la oración de Alexander.
– El niño y la sensación de pérdida inminente.
– El fuego y su sonido.
– El coleccionista de historias imposibles.
– La tensión desde el anuncio de la guerra hasta la irrupción del cartero en la casa de Alexander para hablarle de la bruja.
– La realidad y el sueño indivisibles.

4) Pequeñas disonancias

– El nombre de la bruja (María) se me antoja facilón.
– Los tópicos: “La pintura bizantina de iconos es profunda e ingenua”; “en el amor, siempre hay uno que se entrega más que el otro”.
– La caída de Alexander cuando marcha en bicicleta.

===

“Ver una película de Tarkovsky es como esperar a que se seque una pintura al óleo.”

Escuela de traductores de Toledo

escuela-de-traductores   No tengo solución. Me encontré con una madre que llevaba a su niño a las conchas  y me salió así, espontáneamente: ¿cómo puedes ir a un colegio que se llama Inmaculada Concepción? Luego, claro, llega el día 8 y hacemos fiesta nacional, ésta vez sí, en todo el Estado, en España por más señas. Yo me salvo, porque en realidad lo que celebro es el cumpleaños de mi nieto Rodrigo y el santo de Conchi, a la que conozco hace más de cuarenta años. Eran los nombres que se ponían, ¿Qué hubiera sido de mí si se llamara Ainora?

Y como era fiesta, tomamos la mochila y a las órdenes de Eugenio hacemos la ruta de Zarzalejo por la calzada Romana. Cuando ya las luces se van apagando y el cielo de la tarde empieza a tener tintes de Veronés, paramos a la entrada de la finca del “Chicharrón”. Gran vista del monasterio, y allí me sale mi vena de hijo de guía y me marco el rollo de los 16 grados. ¿Qué cuál es ese rollo? Muy sencillo, el Monasterio gira 16º para mirar a la Escuela de Traductores de Toledo. ¿De dónde he sacado esa teoría? Llego a casa y me lo pienso, rebusco entre mis desordenador libros y encuentro uno que se titula “EL ESCORIAL ESTUDIO ICONOLÓGICO”, de una alemana llamada  Von der Osten Sacken y allí en la página 22 se dice: “el lugar está situado, siguiendo las reglas de la buena cosmografía en el centro del quinto clima donde también se encuentra Roma (eso se me había olvidado, pero si los cosmógrafos de la antigüedad tuvieran que definir hoy el quinto clima dirían que es la zona de latitud en la que están situados Roma y San Lorenzo. Gran tema para otro día)

Unas páginas más adelante leo. “llama la atención que la orientación de la obra se desvía unos 16º en el sentido de las agujas del reloj, de la dirección éste-oeste” y señala como posible las siguientes causas:

1.- Los aposentos privados del Rey y las celdas delos monjes que dan al Sur estarían mejor protegidos por los vientos del norte.

2.- Para que la obra estuviera orientada a la puesta del sol el día 10 de agosto (patrón de mi pueblo, que es el de arriba, pero para aclarar equívocos, soy de la clase de abajo, hijo de guía)

3.- Pedro de la Hoz, secretario real, dice que la fachada este, con el majestuoso ábside, tenía que mirar a Madrid y Toledo. A Madrid para ofrecer ampulosidad de aquellos que vinieran a visitar al monarca, pero de Toledo no se dan motivos.

Entonces, ¿de dónde he sacado lo de la Escuela de Traductores?  Es muy típico de guías contar historias que atraigan al público, a mi padre le oí contar algunas. Yo creo, ahora que lo pienso, que me debió influir la lectura del Gárgoris y Habidis: “aquí en Toledo jugaron libremente y de poder a poder las tres grandes etnias conformadoras del existir histórico español”. Mola ésta teoría, pues no hay que olvidar que se empezó la construcción del Monasterio nada más terminar el concilio de Trento, y Felipe quiso dar una respuesta con piedras a la reforma protestante. Señalar a la Escuela era una advertencia, bromas las mínimas. Seguiré buscando (tengo en el subconsciente, ahora que celebramos el centenario de Jung, que lo leí a una autora Japonesa) más documentación sobre los 16º, y por supuesto la pisada del diablo, la próxima vez que pasemos cerca os la muestro.

TARDES PARA EL DIÁLOGO

Si digo, emulando a Enric Juliana, quetarso este mes viene Brumario, no sé si seré comprendido por los concejales de San Lorenzo de El Escorial Tettamantti y Herráiz (así me lo han manifestado, seguramente después de leer mi artículo sobre la romería). No haré por tanto análisis de lo que ha sucedido éste mes de octubre en España, hasta llegar a la investidura de Rajoy y me limitaré, como en otras ocasiones, a comentar algunas cosas que suceden en el entorno más inmediato.

Veo movimientos en la plaza sobre el Belén, espero que este año, de la mano de Pardito, sufra alegrías, para no percibir  la incomodidad (desde el punto de vista artístico) de tener que soportar la visión de los elefantes diariamente. Se ponen en marcha los presupuestos participativos, una iniciativa socialista de Tarso Genro, alcalde de Porto Alegre, y que para entender el objetivo de los mismos decía lo siguiente: “El alcalde de Porto Alegre decide mucho menos que cualquier otro, pero sus decisiones han sido fundadas en decisiones colectivamente articuladas y eso le hace un alcalde mucho más fuerte que los otros. Renuncia a decidir muchas cosas, pero eso amplía extraordinariamente su representación política”. Volveré sobre éste tema el mes de noviembre.

Una novela permite que hagamos una ficción de unos hechos históricos, pero afirmar, así en público sin más, que el supuesto “genocidio indígena” tras el descubrimiento de América, no fue tal y que “la mayor parte de las muertes se produjeron por la gripe y la sífilis”, formando todo parte de lo que se ha venido en llamar la leyenda negra, merecería puntualizaciones. Eso es lo que oí a Cuesta Millán en la presentación de su libro “La boca del infierno”. Hubo algunas “boutades” más, pero ahí me planto.

El filósofo Fernández Buey, de la escuela de Manuel Sacristán, tiene dos libros preciosos sobre el tema que me gustaría poner encima de la mesa, uno es “La controversia de Ginés de Sepúlveda y Bartolomé de las Casas”, y otro “La gran perturbación”, donde se hacen preguntas que nos gustaría poner en común en las TARDES PARA EL DIÁLOGO, una propuesta del colectivo que pondremos en marcha los segundos miércoles de cada mes en la Casa de Cultura.

¿Puede alguna de las versiones del relativismo cultural esbozadas en el siglo XVI valer todavía para entender comportamientos culturalmente contradictorios en esta época de la mundialización del mercado, mercantilización universal, grandes migraciones y crisis del estado-nación? ¿Es posible derivar del debate europeo sobre los indios americanos un concepto de tolerancia todavía aceptable en estos nuestros tiempos de xenofobia de reafirmación del racismo en Europa?

Preguntas de este tenor, u otras para repensar la izquierda, son las que nos gustaría contrastar públicamente, y por eso la propuesta de las reuniones vespertinas cada segundo miércoles de mes, que serán moderadas por Alfonso y  a las que ya estáis todos invitados.

¿cansado?

descarga-4Necesito un descanso, y estos días luminosos de primeros de noviembre, otros años ya con fríos, permiten disfrutar de los colores fantásticos de nuestro pueblo. ¿Porqué un descanso? Me vais a comprender. Por lo visto en el Valle Inclán estas semanas, y por como va la política.Me explico. Una obra titulada Vanzare/for sale, y que está basada en el proyecto europeo “hambre de mercado”, formulaba preguntas en un espacio escénico donde te convertías en campesino rumano, poniéndote delante de tus ojos la crudeza de la ocupación de tierras por “invasores” extranjeros (por supuesto europeos). Ha tenido que ser el teatro, una vez más, y a pesar de ser lector de “internacional” el que nos ha puesto la denuncia social tan cerca. ¿Alguien sabia como están los pueblos de Cluj, Lalomita o Calarasi? La obra nos llevó poco a poco a ser de esos pueblos y entender a ese campesinado rumano y su sufrimiento de explotación.

Otra cosa curiosa ha sido ver “contra la democracia” que tiene la particularidad de ser escrito por un español (catalán para más señas) Esteve Soler y representada  por el Teatrul Odeón en rumano. Contra la democracia es un conjunto de siete pequeñas obras que mezclan la sátira y el esperpento, lo extraño y lo próximo, para poner en tensión la idea de gobernabilidad del ciudadano. ¿Quién decide cómo es nuestro día a día? ¿Hemos delegado nuestras responsabilidades o las hemos abandonado? (Albert Lladó)

La primera pieza es una conversación entre dos insectos, humanizados, que están atrapados por las redes de una araña. “El futuro será mejor”, aseguran. En cuestión de minutos tienen un hijo que, a pesar de los esfuerzos de sus progenitores, acabará comiéndoselos. La parte que más potencia tiene es la quinta, cuando un matrimonio delirante levanta de la cama a su hijo de 18 años para explicarle que es producto de un coitus interruptus y que, ahora que han podido comprobar que no ha resultado rentable (“saca malas notas”, incluso), le comunican que han decidido “reducir personal” en la familia. Hay espejos, en obras de teatro como ésta, que nos muestran en vivo y en directo cómo estamos siendo devorados. Mientras callamos.

Y por último una obra de Wadjdi Mouwad, al que llevo siguiendo desde que me impresionó Incendis. Aquí, en un espacio de sombras y sonidos, Edipo es guiado por su hija Antígona, para pasar el último día de su vida, pero un corifeo (en éste caso un cantante) trae noticias de la moderna Atenas, cuando la ciudad llora por el asesinato de un adolescente en manos de la policía, mientras se manifestaba por los recortes….

¿Cansado pues? Mejor un poco harto de algunos comportamientos .¿De Rufián? No, de un tal Hernando

Escorial cerrado

La novela “Campo Cerrado” de Max Aub, que narra la historia de un joven castellonense que llega a Barcelona en los preámbulos de la Guerra Civil, y que constituye la primera entrega del “El laberinto mágico”, pone título a la exposición que hemos tenido ocasión de ver en el Reina Sofía. Me he enc
ontrado con algunas cosas que de forma indirecta  hacen alusiónretrato-del-embajador-juan-francisco-cardenas-salvador-dali-1943-coleccion-vadium-shulman a nuestro pueblo.

En los primeros paneles de la exposición, se exponen varios ejemplares de VÉRTICE, revista de ideología falangista con una publicación periódica, de lectura obligada para algunos de los que ofrecían el pregón en el día de la Romería en aquellos años. Hay un libro muy interesante editado por la Hermandad de Romeros en los que aparecen los primeros pregones, que tuve ocasión de leer y que considero interesante para confeccionar una historia completa  de nuestra romería.

 

En otra sala se hace referencia a la revista “Reconstrucción”, vinculada directamente al organismo Regiones Devastadas, en la que se nos muestra la arquitectura española realizada a partir de la finalización de la Guerra Civil, ofreciendo un testimonio de los objetivos y finalidades del régimen. En julio del 36, según se nos dice en el programa de este año, la imagen de la virgen fue saqueada, destruida y quemada en el patio del actual Santuario, y posteriormente se constituyó  la “Junta de Reconstrucción”, con el fin de reconstruir la ermita.

Viendo en la exposición la película de Manuel Augusto García Viñolas “Boda en Castilla”, la recuperación del acervo popular era un objetivo primordial del régimen, pero también se movieron otras claves, como muy bien se detallaban cada año en los carteles que Antonio Cobos confeccionaba al efecto, y donde “lo mariano” tenía una especial preponderancia. En la película, después del sermón a los contrayentes, se escenifica el “baile de la manzana”, un rato para el divertimento, y es que eso no puede faltar si se quiere mantener la hegemonía espiritual.

Otro elemento de conexión con nuestro pueblo fue un cuadro de Dalí presentado en la exposición de arte contemporáneo español celebrada en Buenos Aires en 1947, en pleno apogeo de las relaciones Franco-Perón. Se trata del Retrato del embajador Cárdenas, quien apoyó a la sublevación de Franco desde su embajada en París. Este retrato, desaparecido del mapa durante las últimas décadas, supone uno de los hallazgos importantes de la muestra y resume aquel entorno: el Monasterio al fondo, los personajes centrales del cuadro de “Las Lanzas” de Velázquez en el medio plano –el perfecto ejemplo de diplomacia española–, y un tipo de composición espacial que aúna una fina capa de surrealismo con el más perfecto estilo académico.

Paseando el día  del pregón por la lonja con Skiper (el perro de mi hijo) me vino una imagen a mi memoria al ver la comitiva que se dirigía al colegio Alfonso XII: Don Teodosio seguido de las fuerzas vivas, con sus trajes oscuros y corbatas sin colores vistosos, Antonio Cobos, Gaby Sabau, Alfonso Martín, Rosario Muro, Amparito Hernández, Víctor Espinos, Fernández Shaw, Xabier Cabello Lapiedra, Parada… El tiempo pasa pero queda su esencia, y ahí iban los nuevos a escuchar un pregón que con toda probabilidad exaltaría las virtudes de la Virgen.

Mi romería es una fotografía de un niño guapo sentado de “romero” encima de un melón, al tiempo que me ponían cogido a burrito  para ver pasar las carretas de los veraneantes. Tuve, como es lógico, mis participaciones etílicas y hasta hice alguna carreta, pero ahora me cuesta bailar el rondón, aunque estoy seguro que lo intentaré el año que viene.

EL MAR, LA EXTRAÑA BALSA

Yo ya idescarga (2)maginaba que el diputado Rufián iba a dar muchos “días de gloria” en el Parlamento a tenor de lo visto y oído con anterioridad en TV3, lo que no me pensaba es que después de su última intervención sea tratado casi como un héroe en las redes sociales. Que los 25 tuwiter que ha ido mandando a lo largo de los últimos meses, y ahora convertidos en discurso, hayan sido tan aplaudidos me deja perplejo. ¿Es eso el nuevo parlamentarismo? Ahí van mis 140 caracteres: Rufian, ya que procedes de Súmate, porque no te sumas a eso de “Andaluces de Jaén aceituneros altivos decirme en el alma de quien son esos olivos”.

Joan Botella, catedrático de ciencia política y presidente de Federalistas de Esquerra, en una reciente entrevista dice lo siguiente: “El derecho a decidir no existe; ningún instrumento jurídico nacional o internacional lo ha reconocido ni existe donde reclamarlo. Otra cosa es que ciertas soluciones puedan y deban someterse al voto decisorio de los ciudadanos: por ejemplo, la reforma de un Estatuto de Autonomía.” Yo estoy en esas coordenadas.

Empecé las vacaciones (por mantener la terminología habitual) con unas lecturas de Cervantes-Shakespeare a finales de julio, en el Casino de Llanes, por Adrián y Cristina, subí a la ruta de los Resquilones para buscar una placa conmemorativa de la Batalla del Mazuco, que  alguna interpretación interesada de la memoria histórica la hizo desaparecer. Frente a un espigón leí en repetidas ocasiones el poema de Antonio Cabrera que empieza así: El mar, la extraña balsa, allí, hombres borrosos lanzan repetidamente sus anzuelos, para extraer criaturas que brillan un segundo, yo en cambio, con un sedal deductivo, extraía el alma hipnotizada de esos hombres sentados, ver pescar, nos recuerda el poeta, es detenerse en el silencio de otros.

No me resisto a escribir algunos versos leídos en el camino a Junciana  desde El Tejado (nunca pensé en una garrapata): Al descender, el sol enciende en la ladera una llama creíble, el ligero amarillo de los segundos planos, esos que no se miran, y después, descubiertos, se comprenden. ¿Qué habría yo de darle a esa hora oferente? Mi deber era crear una premisa con la llama sensata, ver en la tarde lo que la tarde junta: EL SOL Y LA RAZÓN, EL SILENCIO Y LOS PÁJAROS. (También buscar ranas con mis nietos)

Me apetece terminar las vacacione compartiendo una película estival, para lo cual tenía dos opciones o “Cuento de Verano” o “Pauline en la playa”, me decido por Pauline, siempre me han gustado las playas de Dinard, esperando encontrarme con Amanda Langlet. Es tal me fijación por esa zona que ahora estoy enrollado con el libro de Henry Adams “Mont Saint Michel “

Cuelgo en la página un análisis de los amigos de VIENTOSUR sobre la película El Elegido que  como era de esperar hacen su particular homenaje a Trotski. El viernes cambiamos de tercio y hablaremos del Gozo por la Belleza, es decir, de uno de los grandes:  ERIC ROHOMER.