+
Compartir

UN CUENTO DE GRAMSCI

 

   Erase una vez un niño que dormía .En la mesilla, junto a su cama, tenía un vaso de leche. Pero un travieso ratón se bebió la leche y el niño, cuando despertó, comenzó a llorar. Tenía hambre. Fue la madre en busca de una cabra. Pero la cabra le negó la leche hasta que no consiguiera hierba con la que saciar su apetito. Entonces la madre ordenó al ratón que la buscara en el campo. Pero, no la encontró. El campo estaba seco. El ratón decidió entonces buscar una fuente. Cuando la halló, esta no manaba agua a causa de la guerra. El ratón pensó que quizás un albañil podría reparar la fuente. Lo encontró en una pequeña aldea, pero éste le pidió piedras. Sin ellas no podría recuperar la fuente. El ratón decidió entonces subir a una montaña. Cuando alcanzó la cima se encontró con un páramo terrible. La montaña había sido talada. La ambición de los especuladores había hecho de ella un lugar desapacible y frio. El ratón desesperado le prometió a la montaña que si le daba piedras, convencería al niño para que cuando creciera sembrara árboles. La montaña confió en la palabra del ratón y el niño bebió leche en abundancia. Cuando el niño creció, cumplió su promesa y plantó arboles. La vida entonces regresó a la montaña.

   En este cuento de Gramsci se visualiza un elemento muy significativo: la necesidad de buscar solución a los problemas en la raíz de los mismos. Cuando el niño no tiene leche no se culpa al ratón. El ratón también tiene hambre. Y es él quien trata de paliar su dolor yendo en busca de la leche, pese a los tropiezos y desengaños del camino. La búsqueda es constante hasta que se encuentra el núcleo del problema y se actúa sobre él.

   ¿buscamos ahora la raíz de los problemas?

 

Compártelo:

Esta entrada tiene un comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Le 5 enero, 2018 @ 5:44 pm

    ¡Me gustó mucho! De manera sencilla invita a reflexionar sobre la responsabilidad personal para afrontar los problemas sociales. La cooperación y la creatividad nos permitirán transformar nuestra sociedad y nuestra vida para que haya justicia, libertad y amor.

    Reply