+
Compartir

¿HACEMOS UN REFERÉMDUM?

Escribo finalizando el mes de febrero y todavía sigue en nuestras calles el ya tradicional Belén ideado por nuestro artista local Pardito. Creo que va siendo hora de que utilicemos el rimbombante Reglamento de Participación Ciudadana y preguntar a los vecinos lo siguiente (ya sabemos que todos los referéndum llevan pregunta trampa): “¿Quiere usted que el Belén monumental ocupe nuestras calles durante cinco meses?”.

belén07
Restos del Belén monumental, acumulados en la plaza de Jacinto Benavente

Habría, como es lógico, la correspondiente campaña y ya me imagino quiénes serían los partidarios del ‘Sí’. Para los del ‘No’, les propongo como alternativas para esas fechas de fiestas algunas propuestas que me salen como si estuviera en una tormenta de ideas: un festival de juguetería tradicional; una instalación sonora por todas las plazas con fragmentos del Mesías de Haendel, con los recitativos y coros más significativos, para terminar luego con un gran concierto en el Auditorio con una orquesta de prestigio; o un concurso de titiriteros, con el idioma cooficial de nuestras nacionalidades, para que cuando los niños sean mayores se les quite la tontería de que el castellano es el único y exclusivo idioma de España. El federalismo no les debería sonar raro.

Todo esto y algunas ocurrencias más que seguro saldrían de cualquier tertulia que se precie; podría estar completado con una exposición dedicada a Juanelo Turriano, el relojero de Carlos V, genio del Renacimiento. Estoy seguro de que los relojes del Monasterio sacados para una iniciativa de este tipo harían las delicias de los niños.

También estoy segurísimo de que traer las pinturas y grabados de Rosario Weiss es algo que llenaría nuestro pueblo de visitantes. Esta pintora estuvo en Burdeos con Goya, y en San Lorenzo de El Escorial en 1841, dedicada al estudio y copia de los mejores cuadros de Rubens y de Velázquez que están colgados en el Monasterio.

En fin, una consulta, y que el equipo de Gobierno tenga la libertad de elegir lo que más le guste. Lo que no me valdría es eso de decir: ¡Cualquiera se atreve a quitar el Belén!

Compártelo:

Esta entrada no tiene ningún comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *