ÚLTIMOS ARTÍCULOS

04 PM | 23 Mar

Política anticapitalista en tiempos de COVID-19

Política anticapitalista en tiempos de COVID-19
David Harvey 22/03/2020
Cuando trato de interpretar, comprender y analizar el diario flujo de noticias, tiendo a ubicar lo que está pasando con el trasfondo de dos modelos de cómo funciona el capitalismo que son distintivos pero se entrecruzan. El primer plano estriba en la cartografía de las contradicciones internas de la circulación y acumulación del capital como flujos del valor del dinero en busca de beneficio a través de los diferentes “momentos” (como los denomina Marx) de la producción, realización (consumo), distribución y reinversion. Se trata de un modelo de la economía capitalista como una espiral de infinita expansión y crecimiento. Se vuelve bastante complicado a medida que se va elaborando a través, por ejemplo,de las lentes de rivalidades geopolíticas, desiguales desarrollos geográficos, instituciones financieras, políticas de Estado y reconfiguraciones tecnológicas, y de la madeja siempre cambiante de las divisiones del trabajo y de las relaciones sociales.

Leer más…

Compártelo:
07 PM | 15 Mar

Analizar el miedo al futuro

GERMAN CANO

En un libro de conversaciones de 2003 entre Peter Sloterdijk y Alain Finkielkraut (Los latidos del mundo), aún marcado por los ecos del espejismo del “fin de la historia”, estos dos peculiares conservadores ilustraban su desorientación acudiendo a las imágenes de “lo ligero” y “lo pesado”. En el pasado la Izquierda representaba la voluntad de aligerar la vida y las cargas sobre la dignidad humana, mientras que la Derecha buscaba reaccionar ante esta movilización tempestuosa subrayando el peso trágico del mundo y las dulces inercias de la continuidad histórica (el velo respetuoso del entramado social frente al desgarro jacobino, que diría el contrarrevolucionario Edmund Burke).

Leer más…

Compártelo:
06 PM | 13 Mar

CORONACAPITALISMO


Carlos Fernández Liria
El jueves, 27 de febrero de 2020

El sentido común ha sido tan derrotado en las últimas décadas que vivimos acostumbrados al delirio como lo más normal. Aceptamos como inevitables cosas bien raras. Por ejemplo, que el mayor peligro con el que nos amenaza el coronavirus no es que infecte a las personas, sino que infecta a la economía. Resulta que nuestra frágil existencia humana no resulta tan vulnerable como nuestro vulnerable sistema económico, que se resfría a la menor ocasión. Naomi Klein dijo una vez que los mercados tienen el carácter de un niño de dos años y que en cualquier momento pueden cogerse una rabieta o volverse medio locos. Ahora pueden contraer el coronavirus y desatar quién sabe si una guerra comercial global. Los economistas no cesan de buscar una vacuna que pueda inyectar fondos a la economía para inmunizar su precaria etiología neurótica. Se encontrará una vacuna para la gente, pero lo de la vacuna contra la histeria financiera resulta más difícil.

Leer más…

Compártelo: